sábado, 14 de junio de 2008


Estoy leyendo la prensa
en un bar de Copenhague: 
La Sirenita se muere,   
se derriten los glaciares.
Está nevando en La Habana 
y ya no llueve en Santiago,  
el mercurio se dispara
en Viena a 50 grados…
Manhattan la cubre el hielo,    
tsunami en las Islas Griegas          
y en el metro de Madrid 
encuentran una ballena.
El futuro es ahora  
tras el último ciclón
y el desierto de Sonora
se nos metió en el colchón.

¡Agua, agua!, las ranas piden también
¡Agua, agua!, Fluvi se muere de sed…
¡Agua , agua!, báilame el agua, róbamela,
trasvásame, que te folle un pez,
rompe las aguas, déjalas correr…
Más claro agua.

Cicatrices de hormigón,
Elvis vive en los Monegros,
casinos, campos de golf,
y burdeles, ¡hagan juego!
Estoy construyendo un arca
en lo alto del Vesubio,
soy el amor, un patriarca   
que está esperando el diluvio.
El futuro es ahora…

¡Agua, agua! Dame agua y que les den.
¡Agua, agua! Que soy de mucho beber…
¡Agua, agua! Bukowski pide  también 
¡Agua, agua! Fluvi se muere de sed…

 Más claro agua. Ángel Pestime